¿CÓMO AUMENTAR LA INGESTA DE VERDURAS EN LOS NIÑOS?
¿CÓMO AUMENTAR LA INGESTA DE VERDURAS EN LOS NIÑOS?


Es bien sabido que una dieta saludable es esencial para reducir el riesgo de muchas enfermedades como el cáncer, la obesidad, enfermedades del corazón, etc.
Una dieta saludable requiere:

- Límites en ciertos alimentos como los altos en calorías, grasa, azúcar o sal
- El aumento de la ingesta de alimentos saludables como las verduras.

Desafortunadamente, sólo el 13% de la población estadounidense y menos del 5% de los niños (9-13 años) comen la cantidad diaria recomendada de verduras 5.
Decidir qué comer a menudo implica elegir entre varias posibilidades. Así, las verduras son típicamente menos atractivas que alimentos más sabrosos en el mismo estante, plato, o menú. Esta desventaja relativa es un obstáculo importante para consumir verduras: piense en cuán difícil es hacer comer zanahorias a un niño en lugar de caramelos cuando ambos estén fácilmente disponibles.

LOGRAR QUE LOS NIÑOS COMAN ZANAHORIAS Y BRÓCOLI

Proponemos una solución simple para aumentar el consumo de verduras: presentar primero los vegetales y aparte de todos los demás platos.
Este estudio se llevó a cabo en la cafetería de una escuela primaria con aprox. 800 estudiantes (5-11 años). Los niños, en grupos, fueron a la cafetería de la escuela. Después de hacer su fila, cada niño escogía lo que iba a comer para almorzar. Los resultados fueron convincentes ya que el consumo de zanahorias y brócoli aumentó cuando eran ofrecidos aislados y antes que los otros alimentos.

CÓMO EL ORDEN AL SERVIR LOS ALIMENTOS TIENE UN IMPACTO POSITIVO EN LA INGESTA DE VEGETALES

No hubo cambios en el día control; los estudiantes eligieron y comieron su almuerzo como en cualquier otro día, en condiciones "normales".
En el primer día de “Primero-Verduras” (3 meses después), se sirvió el mismo menú. Es de destacar que también colocamos un vasito de papel con dos mini zanahorias crudas (las mismas que se ofrecían en la línea de servicio), sobre una mesa que veían los estudiantes al llegar a la fila. Los estudiantes podían comer estas zanahorias mientras esperaban para entrar en la línea, pero nunca se les indicó o animó a hacerlo de forma explícita.

Al final de cada almuerzo se calculó la cantidad media de zanahorias consumidas por cada estudiante. Se consideró la cantidad de zanahorias comidas al inicio en los vasitos de papel, y desde la línea de servicio. Hubo un aumento en el consumo de zanahorias de más del 430% en el día “Primero-Verduras” con respecto al día control (2,39 g a 12,6 g).

La misma metodología se utilizó en la misma escuela primaria en aproximadamente 500 estudiantes.

Esta vez el vegetal fue el brócoli y se distribuyó a los estudiantes en la fila de la caja registradora (sin invitación a comerlo). Este experimento incluyó un día inicial control, intervenciones de “Verduras primero” repetidas por tres días, y un día de seguimiento control, ocho semanas más tarde.

EFECTOS A LARGO PLAZO DE LA INTERVENCIÓN

Los resultados confirmaron que en la cafetería de una escuela primaria, el servir una verdura antes que otros alimentos y de forma aislada, aumentaba su consumo. Los mismos sugieren que nuestra intervención podría ser eficaz para una amplia gama de vegetales y que este procedimiento debería ser bastante fácil de implementarse en casi cualquier cafetería escolar. Además, se examinaron los efectos a largo plazo de nuestra intervención. En particular, hemos demostrado que la eficacia de nuestra intervención era la misma, incluso con exposiciones repetidas.

Esto indica que la novedad no era la principal explicación de nuestros efectos. También hemos notado que nuestra intervención tuvo pocos efectos persistentes, una vez suspendida.

IDEAS FÁCILES PARA AUMENTAR EL CONSUMO DE VEGETALES

Se necesita trabajo futuro para probar esta encilla intervención en una amplia gama de contextos, considerando su alta eficacia y costo relativamente bajo de implementación. Esto debe incluir cafeterías con una serie de procedimientos para servir la comida, para que nuestra intervención pueda aplicarse lo más ampliamente posible. Aunque la logística de servir “verduras primero” puede ser particularmente difícil para los establecimientos comerciales de servicios de alimentos, creemos firmemente que el consumo de “verduras primero” en forma aislada puede ser útil para niños, personas que hacen dieta, padres, funcionarios escolares, y los responsables de las políticas públicas. Los padres, por ejemplo, podrían aumentar el consumo de verduras simplemente sirviendo verduras como aperitivo antes de servir el resto de la comida. La investigación futura también podría probar si nuestra intervención fomenta el desarrollo de hábitos alimenticios más saludables.

Fuente: “School food options to increase vegetable consumption."No. 6 Enero 2016

Publicado en el Global Fruit & Veg Newsletter.

Nuestras marcas